Festivalandia

“Dime mi amor, nos falta pista de baile para bailar tu canción, para bailar tu canción.”

“¿Aha han vuelto?”, de Lori Meyers

 

Vamos a contradecir a los Lori Meyer. Hay pista de baile para dar y tomar, y el grupo granadino, grupo festivalero donde los haya, puede dar constancia de ello.

Los festivales nos vienen acompañando desde décadas y, lejos de ser un fenómeno en retroceso,   avanzan  y se multiplican por la geografía nacional e internacional.

Prueba de ello son los casi 250 festivales programados para el 2018 según recopila la revista dodmagazine.es.

Los meses de veranos son por supuesto el periodo que mayor número de eventos concentra. Y si bien no todos logran la resonancia de las grandes citas como pueden ser el Bilbao BBK Live, FIB, Mad Cool, Starlite, Low Cost, Arenal Sound, Sonar  o el DCode entre otros, cada festival tiene su target particular y su relevancia entre los amantes de cada estilo.

La especialización en un nicho de mercado se mantiene como la tónica dominante, prueba de ello es la pervivencia de dos citas históricas, cada una a su manera: el Festival de Jazz de Vitoria cuya primera edición fue en 1977 y que a lo largo de sus cuatro décadas de historia ha recibido a las estrella mundiales del género; y el Viñarock celebrado desde 1996 y que a pesar de sus avatares y cambios de sede, es la cita ineludible para los amantes del rock.

Y llegamos a  la intersección de la realidad festivalera con el mundo del marketing y se nos plantea una pregunta retórica.

¿Pueden dejar las marcas y empresas de marketing dejar pasar esta oportunidad para llegar a un numerosísimo público y promocionar sus productos?

La repuesta es clara: es la oportunidad de oro.

Varias son las claves a tener en cuenta a la hora de lograr unos buenos resultados.

-Vender sin vender

Nuestro objetivo,  vender, pero sin que la intención de venta interrumpa lo que es un tiempo de ocio. El acierto es vender una experiencia única que el espectador asocie con nuestra marca y perviva  en su memoria una vez terminado el evento. La expresión del valor añadido es la que más se ajusta en este caso.  Hay que convertirse en un elemento más de la suma festivalera  y superar la figura del patrocinador estático.

Conoce a tu público

A pesar de lo que pudiese parecer no todo el público festivalero entra dentro de la categoría millennials. Los festivales convencen cada vez más a una población más adulta y con gustos definidos. Es labor ineludible de las marcas adaptar la estrategia a targets cada vez más atomizados.  Si hay que ser indie, se apuesta por lo indie, y si hay que ser rockero, se apuesta por lo rockero.

-Potencia lo accesorio

Si ya tienes música, nosotros te ofrecemos lo demás. A la tradicional e ineludible oferta de las bebidas espirituosas se une un abanico de servicios de transporte, de cuidado y belleza, de alojamiento, de moda, que las nuevas empresas de estos sectores han sabido ofrecer y proporcionar para hacer más cómoda y placentera la experiencia.

Concienciación y valores unidos a la diversión

Que vivimos en la etapa del activismo y del ecologismo es una realidad innegable en cualquier ámbito. Que muchos festivales, ya sea por su ubicación en localizaciones naturales o por su filosofía de nacimiento, se apoyen en ciertos valores también es clave a la hora de posicionar nuestra estrategia de mercado y una extensión más de nuestras políticas de RSC.

Nuevas tecnologías, influencers y redes

Y como no puede ser de otra manera, las líneas maestras sobre las que camina el marketing actual no pueden obviarse en el marketing festivalero.

A la ya asentada promoción redes sociales se suman nuevas herramientas de marketing y gestión  de proximidad. Herramientas que poseen una doble vertiente. Por un lado ofrecen unos servicios a los asistentes  pues les facilitan toda la información  que al público le sirve para programar y disfrutar al máximo la experiencia; por otro lado se convierten en herramientas que nos proporcionan datos e informes detallados sobre el comportamiento de los usuarios en el evento y nos permite orientar su participación.

Y una vez más cuenta con el imán de los influencers y personalidades de moda que arrastrarán a sus millones de seguidores a nuestros stands y zonas de ocio.

Después de esto, sólo queda decir: ¡Que la música no pare!

 

 

 

 

 

 

Share

Etiquetas

NewsEventos

Síguenos en

    

Tal vez te interese…

Test Newliner: Sergio Espín

Test Newliner: Sergio Espín

Nueva entrega de nuestro Test Newliner. Nuestro compañero Sergio Espín, del departamento financiero, se presenta, nos cuenta su día a día en Newline, sus inquiertudes, sus retos, y hace un repasito de sus gustos y aficiones; ya os adelantamos que hay...

Lee más